Quiénes somos

Institució Familiar d’Educació es un grupo educativo que actualmente cuenta con trece escuelas en Cataluña y Baleares
que reúnen más de 5.000 familias y 700 profesionales de la educación que atienden diariamente alrededor de 8.000 alumnos.

Una visión innovadora de la educación que se fundamenta en el humanismo cristiano y la atención personalizada.


Carácter propio
Nuestro proyecto aporta una visión innovadora de la educación fundamentado en el humanismo cristiano y la atención personalizada, con la finalidad de que cada uno de nuestros alumnos lleguen a ser personas íntegras, ciudadanos solidarios y profesionales competentes.

MISIÓN

VISIÓN
 
VALORES
Desde 1969 trabajamos por poner nuestro conocimiento pedagógico y nuestra experiencia educativa al servicio de las familias, verdaderas protagonistas de la educación de sus hijos, para formarlas como personas íntegras, ciudadanos solidarios y profesionales competentes. Lo hacemos a través de la atención personalizada a cada alumno y a cada familia, fomentando la excelencia académica en la diversidad, promoviendo la búsqueda de la verdad y la práctica de las virtudes cristianas, como base de su vida personal, familiar y social.
Desde 1973 trabajamos por poner nuestro conocimiento pedagógico y nuestra experiencia educativa al servicio de las familias, verdaderas protagonistas de la educación de sus hijos, para formarlas como personas íntegras, ciudadanos solidarios y profesionales competentes. Lo hacemos a través de la atención personalizada a cada alumno y a cada familia, fomentando la excelencia académica en la diversidad, promoviendo la búsqueda de la verdad y la práctica de las virtudes cristianas, como base de su vida personal, familiar y social.
Llegar a ser una institución educativa, humanista e innovadora que contribuya a la mejora de la sociedad a través de la formación integral de las familias y profesionales de la educación.

Nuestros valores se fundamentan en el humanismo cristiano:

  • Interés por cada persona y por su formación a través del afecto, el respeto y la solidaridad.
  • La integridad personal con autonomía, uso responsable de la libertad y la voluntad de mejora continua.
  • El trabajo bien hecho con iniciativa, esfuerzo, apertura a los otros y espíritu de servicio gracias a la sinceridad, la lealtad, la humildad.
  • Un clima de optimismo, confianza y colaboración. Gracias a la sinceridad, la lealtad y la humildad.

Institució Familiar d'Educació


Institució Familiar d’Educació se constituyó en 1969 por iniciativa de un grupo de familias con el fin de promover y gestionar colegios en Cataluña que ofrecieran un modelo educativo de calidad, donde se valorara las personas por encima de todo.

Los colegios fueron promovidos por las familias, porque se partía del principio que es la familia quien genuinamente educa.

Iniciativa de las familias

En octubre de 1969 se inauguró el primer colegio, La Farga en Sant Cugat del Vallès. Asimismo, se fueron creando en otras ciudades de Cataluña grupos promotores de familias que sintonizaban con el proyecto educativo de Institució y querían también para sus hijos este tipo de enseñanza.

Así, surgieron Turó (1970) y Aura (1971) en Tarragona, y La Vall (1972) en Bellaterra. En 1973 abrieron las puertas Mestral y Montclar en Igualada y en 1976 lo hizo Les Alzines en Girona. Más adelante se incorporó a Institució el colegio Airina (1989) de Terrassa. En 1999 se inauguró la Escuela Infantil La Farga y se incorporaron al proyecto de Institució dos colegios promovidos en Lleida por padres de alumnos: Terraferma y Arabell

Finalmente en 2009 Aixa y Llaüt, dos colegios recientemente creados en Mallorca, entraron a formar parte de Institució. 


La familia como protagonista

Los colegios de Institució son colegios de familias porque os corresponde a vosotros en primer lugar la educación de los hijos. Por eso, dedicamos un gran esfuerzo en orientaros en vuestra labor insustituible.

En Institució los padres tenéis un papel principal. Así, la escuela colabora con vosotros de manera personal y permanente y los profesores y profesoras ponen su conocimiento pedagógico y su experiencia educativa al servicio de las familias para que vuestros hijos lleguen a ser personas íntegras, ciudadanos solidarios y profesionales competentes.

Esta colaboración familia-colegio es el elemento imprescindible que hace posible el crecimiento integral de nuestros alumnos.

Atención personalizada

En nuestros centros se trata a cada alumno como es, igual que en casa y se atiende individualmente a cada familia porque la educación es mucho más que transmitir conocimientos.

La atención personalizada a las necesidades de cada alumno y cada alumna y el acompañamiento a cada familia se concretan en un tutor o una tutora que se reúne quincenalmente con cada alumno/a y trimestralmente con la familia para fijar unos objetivos de mejora y seguir su evolución.

A través de la preceptuación procuramos conocer bien al alumno, seguir de cerca su rendimiento y orientarle en las decisiones. En las entrevistas con la familia, el preceptor o preceptora comenta con los padres los aspectos académicos, sus virtudes, la relación con los compañeros, etc., con la finalidad de concretar objetivos comunes de mejora.

Educación diferenciada

La personalización en la educación se completa cuando esta se adapta a las circunstancias de cada hijo y de cada hija. Una de las herramientas que nos ha dado buenos resultados y nos ayuda en esta personalización es la educación diferenciada. Esta metodología organizativa nos ayuda al reconocimiento de las potencialidades y individualidades de cada niño y cada niña para poder sacar lo mejor de ellos y conseguir la igualdad real de oportunidades.

Los objetivos pedagógicos son exactamente los mismos: buscamos el máximo desarrollo de sus posibilidades; potenciamos sus habilidades para que aprendan a razonar, a decidir, a convivir; promocionamos el desarrollo de las capacidades intelectuales y las aptitudes personales como el espíritu de servicio y el ejercicio responsable de la libertad personal. 

Paralelamente, hemos desarrollado un Plan de Igualdad para educar a los jóvenes sin estereotipos de género y proponer un modelo coeducativo basado en una concepción realista del hombre y la mujer, profundizando en su dignidad y en la necesaria corresponsabilidad en la familia y el trabajo facilitando así la igualdad real de oportunidades. 

Educación Integral

La educación de la afectividad y de las dimensiones social, física y espiritual forman parte de nuestro proyecto educativo gracias a una visión cristiana del mundo y de la persona. Promovemos en los alumnos las virtudes, aquellos hábitos que permiten perfeccionarnos como personas y nos ayudan a crecer como ciudadanos libres y responsables.

Esta formación presenta tres ejes fundamentales:

  • una buena preparación académica en las áreas científica, técnica y humanística
  • una buena formación de la persona que se fundamenta en valores como la libertad, el esfuerzo, el optimismo, la solidaridad y el respeto a los otros
  • una formación cristiana para aquellos padres, madres y alumnos que así lo deseen.

Identidad cristiana

Nuestra propuesta educativa se inspira en un sentido cristiano de la persona, el mundo y la sociedad respetando siempre la libertad personal de cada uno. 
Los padres y las madres de familia que promovieron nuestros colegios, lo hicieron recogiendo la propuesta de San Josemaría: que fuesen las familias los que liderásen la educación de los hijos. Estas familias han querido que el mensaje del Opus Dei fuera un rasgo nuclear de la identidad de Institució Familiar d'Educació y que la prelatura del Opus Dei diese asistencia espiritual a los alumnos y a las familias que lo deseen.

Institució Familiar d’Educació tiene como rasgos relevantes de su estilo educativo: 
  • La importancia primordial del ejemplo;
  • El papel insustituible de padres y madres y la educación desde el optimismo y la paciencia;
  • El valor de la amabilidad, la sinceridad y la coherencia;
  • El trabajo como servicio a los otros y la profesionalidad en los detalles pequeños. Encontrar a Dios en las ocupaciones diarias.
  • La libertad entendida como elección responsable de cada persona.