Más de 2.000 personas celebran el 50 aniversario de Institució en Montserrat

El sábado 28 de septiembre se dio el pistoletazo de salida a las celebraciones del 50 aniversario de Institución Familiar de Educación con una jornada de Acción de Gracias en Montserrat.

A lo largo del día más de 2.000 personas llenaron el Santuario de la Madre de Dios de Montserrat de alegría, gratitud y color.

Familias, docentes, personal y amigos de Institució se acercaron al Santuario de la Madre de Dios de Montserrat desde diferentes lugares de Catalunya y Baleares. Los más madrugadores de todos fueron la cincuentena de ciclistas que, en diversos grupos, se dieron cita en La Farga de Sant Cugat del Vallés y en Igualada para acceder a Montserrat en bici de carretera y BTT. Poco después, un centenar de excursionistas se reunieron en la Iglesia de Sant Corneli de Collbató para iniciar una romería por la montaña de Montserrat. Hasta dieciséis autobuses salían desde los colegios de Institució y muchos otros prefirieron llegar en coche hasta Monistrol para coger el cremallera y disfrutar de un espectacular trayecteo hasta el Santuario. Según datos facilitados por FGC 1.026 personas cogieron el tren a lo largo del día. 

Al llegar todo estaba a punto gracias a los organizadores y los cincuenta voluntarios, alumnos de bachillerato de La Farga y La Vall, que esperaban con todo preparado y dispuestos a ayudar a los asistentes y acompañarles durante la jornada.

A lo largo de la mañana muchas familias participaron en la adoración al Santísimo en la capilla de la Dolorosa y otros grupos asistieron a la Lectio Divina dirigida por los monjes de Montserrat en la sala de la Fachada. La mayoría de los asistentes se reunieron, al mediodía, alrededor de las zonas de pícnic del camino de la Creu de Sant Miquel o del camino del Via Crucis para comer y disfrutar de la naturaleza y la compañía de los amigos. 

Ya por la tarde, a las 16h, se celebró el acto principal de la Jornada: la misa de Acción de Gracias en la Basílica de Montserrat. La nave principal se llenó hasta tal punto, que algunas familias tuvieron que seguir la Misa a través de la pantalla instalada para la ocasión en la explanada exterior. La celebración estuvo animada por los cantos del coro de alumnos de primaria de diversos colegios de Institució que entonaron canciones a lo largo de toda la liturgia, con el Virolai como punto y final de la celebración.

La ceremonia fue presidida por Mn. Ignasi Font, vicario del Opus Dei en Catalunya, junto a Joan Maria Mayol, Rector del Santuario de Montserrat y Mn. Josep Maria Ribot, responsable de capellanía de Institució. Concelebraban la misa cerca de trienta sacerdotes, muchos de ellos antiguos alumnos de los colegios. 

Antes de iniciarse la Misa Joan Gallostra, presidente de Institució, quiso agradecer al padre Abad y a toda la comunidad benedictina de Montserrat la hospitalidad recibida. En su discurso destacó el papel de los colegios, que nacieron por el empuje de San Josemaría Escrivá, y la convicción de un grupo de padres y madres de familia que querían para sus hijos un proyecto educativo con una identidad cristiana. “Un espíritu educativo que nos lleva a valorar, respetar y querer a todas las personas, y a querer contribuir con el trabajo bien hecho en el servicio de la sociedad donde cada uno viva, y de manera muy especial a aquellos que más lo necesitan”, afirmó el presidente de Institució. Joan Gallostra acabó su discurso agradeciendo a todos los que han hecho posible los 50 años de historia de Institució y finalmente se dirigió directamente a la Moreneta: “gracias por acompañarnos en esta gran aventura educativa. Con tu maternal protección queremos continuar caminando”.

Mn. Ignasi Font inició la homilia de una celebración marcada, en primer lugar, por la gratitud a Dios y, después, a todas las personas que “han colaborado con el objetivo de que la semilla que se sembró hace medio siglo se haya convertido ahora en un árbol bien frondoso, lleno de frutos”. Después de comentar el evangelio del día con diversas referencias a la educación, animó a todos aquellos que forman parte de Institució a no decaer en sus objetivos educativos y de servicio a los otros, por más que se encuentren dificultades y piedras en el camino. “Los cristianos no podemos mantenernos indiferentes. Debemos intentar resolver las necesidades de los que tenemos alrededor", destacó. Y puso de ejemplo al Santo Padre que a menudo invita a los fieles a ser valientes. “Y lo hace con una expresión que enlaza con el nombre del plan estratégico de Institució para estos años y al que hemos llamado Aude!, imperativo del verbo atreverse. El papa Francisco utiliza a menudo esta palabra: ¡atreveos a ir contracorriente, atrévete!".   

Por su parte, el rector Joan Maria Mayol quiso destacar la tarea humana y evangelizadora que, familias y presbíteros, alumnos, docentes y personal de administración y servicios de Institució llevan a cabo. “Hay sueños que son para soñar despiertos: la educación cristiana es uno de estos; es una vocación preciosa que nos hace participar de la acción salvadora de Jesús como Maestro y Señor”. También quiso felicitar a Institució por su Jubileo escolar, que comenzó con la Eucaristía a los pies de la Moreneta, y que cuenta con las plegarias de toda la comunidad benedictina de Montserrat para que se convierta en un verdadero nuevo comienzo enriquecido con todo lo bueno y lo mejor de estos cincuenta años.

La liturgia acabó con el canto del Virolai entonado por el corazón de alumnos, acompañado por los asistentes, en el que se pidió a Santa Maria de Montserrat que continue velando por los colegios y toda la comunidad educativa de Institució.  

Si queréis ver más fotos y vídeos de la jornada, los encontraréis aquí.

Liderazgo ético
Noticia