¿Qué puedo hacer si mi hijo está triste, enfadado o tiene miedo?

Estrategias para fomentar la educación emocional con tus hijos

A clase, como en casa, tenemos que trabajar mucho la empatía. Ponerte en el lugar de tus hijos, prestarles atención, escucharles y dedicarles el tiempo que necesitan te ayudará a entenderles, a interpretar aquello que les pasa y a hacer que ellos se sientan comprendidos y no juzgados.

La conciencia emocional en los niños es la base de toda educación. Los niños tienen que aprender a utilizar sus emociones desde que nacen. Por eso, tanto en casa como en la escuela es importante ofrecerles oportunidades para que sean capaces de identificar sus emociones así como de expresarlas y poderlas regular. Hacer un buen trabajo les permitirá tener una base emocional firme para toda la vida.


¿Cómo ayuda la educación emocional al crecimiento madurativo del niño?


Si el niño crece teniendo una buena base de educación emocional, tendrá confianza en sí mismo, herramientas y estrategias para resolver conflictos, aprenderá de sus errores, tendrá una buena autoestima, será una persona asertiva, tendrá unas buenas habilidades sociales, en definitiva será una persona segura de sí misma.

Es muy frecuente que encontremos situaciones en las cuales las emociones tienen un papel relevante. Será importante, pues, enseñarlos a identificar y a comprender cómo son estas emociones. Hagamos preguntas abiertas en un ambiente tranquilo, relajado y, sobre todo, escuchándolos de manera activa. Cómo me siento? Por qué me siento así?

Después es importante ayudarlos a expresar estas emociones: me gusta sentirme así? Y si la emoción es negativa o explosiva, acompañarlos en su proceso de regulación reflexión y transformación: Qué puedo hacer para controlarlo? Qué puedo hacer para cambiar y sentirme mejor?


Consejos prácticos para reaccionar mejor ante las emociones de los hijos


Os recomendamos que veáis este video del ciclo de conferencias online “Acompañamos Familias” de Institució Familiar sobre la gestión de las emociones en familia de Begoña Ibarrola: psicóloga, experta en educación emocional, autora de relatos infantiles y libros educativos. Ibarrola enumera varias estrategias o consejos que podemos llevar a cabo para trabajar la empatía y reaccionar mejor ante las emociones de nuestros hijos.



Cómo ha afectado la COVID-19 al aprendizaje madurativo de los niños


Teniendo en cuenta la situación actual que estamos viviendo, marcada por la pandemia, los niños y niñas ya no tienen tanta relación con primos, tíos y vecinos como se daba en otras épocas; por lo tanto, se hace necesario, ahora más que nunca, que los niños aprendan a relacionarse, a resolver conflictos, a compartir y jugar con sus iguales… Por este motivo, a La Farga Infantil han organizado una conferencia online el 25 de noviembre sobre La sociabilización del niño en la escuela en tiempo de la Covid-19.

Tenemos que transmitir a los niños que no hay emociones buenas y malas, sino que todas las emociones son válidas, no pasa nada si estamos enfadados o tristes, lo más importante es saber gestionar estas emociones. Pero, ¿qué tenemos que hacer si nuestro hijo se frustra? La periodista y escritora especialista en el ámbito de la educación, Eva Millet, afirma que “esta frustración de los hijos suele ser consecuencia de una hiperpaternidad que se puede regular poniendo límites y evitando ser sobre protectores”. (Puedes ver la conferencia entera en nuestro canal de YouTube).


Recursos indispensables para una buena educación emocional


A través del diálogo los ayudamos a desarrollar la competencia emocional, que sean conscientes de cómo se sienten y sepan gestionar sus emociones. Puede ser que a veces establecer este diálogo no sea fácil. Para mejorar la comunicación con tu hijo o hija, consulta la sesión que impartió el profesor, consultor y director de proyectos educativos, Lluís Ignasi Bonastre: ¿Cómo hablar para que los hijos escuchen?

Los cuentos también son un gran recurso para hablar de las emociones y los sentimientos. A partir de la lectura de un cuento podemos establecer diálogos muy enriquecedores con los niños interpretando como se sienten los personajes, que les ha pasado, como han actuado…

No siempre hay una única solución, pero siempre encontraremos una, que los hará crecer, hacerse mayores, aprender de los errores, sentirse más contentos y seguros para la próxima.


Hacer un buen equipo casa/escuela ayudará a nuestros niños a ser más felices.


¡Esperamos que este artículo haya estado de utilidad! A la Institución queremos acompañar a las familias en este gran reto educativo. Con el Personal & Family Project, además de fomentar una buena preparación académica, queremos que nuestros alumnos lleguen a ser personas íntegras y felices, ciudadanos solidarios y profesionales competentes.

Liderazgo ético
Noticia