¿Cómo es una dieta saludable para niños?

Existen más maneras para lograr una dieta saludable que el tipo y cantidad de nutrientes que ingerimos, te aconsejamos 5 claves para formar buenos hábitos alimentarios

Durante la infancia, las comidas son uno de los momentos que más emociones despiertan y que más oportunidades nos ofrecen para educar y fomentar hábitos saludables que perdurarán toda la vida.

Según un estudio del V Observatorio sobre Hábitos Nutricionales y Estilos de Vida de las Familias, los niños que siguen una dieta y alimentación saludable mejoran sus notas.

El Observatorio considera que un niño come saludablemente cuando incluye en su día a día el consumo de fruta natural y verduras frescas y, al menos una vez a la semana, el de legumbres, pescado y frutos secos, con aceite de oliva, y el agua como bebida principal. Pero no es solo una cuestión de nutrientes, los hábitos alimentarios cuando comemos también son muy importantes. Así, según este informe, un 32% de los niños españoles sacan excelente en lenguas o ciencias, mientras que esta cifra aumenta al 46% entre los que siguen una dieta saludable. En cuanto a las tareas escolares, solo el 28% de los niños se muestran satisfechos, pero el porcentaje llega al 42% entre aquellos que se alimentan mejor. Al 84% de los niños que comen bien no les cuesta ir al colegio.

Por lo tanto, es muy importante que los niños y niñas reciban una buena alimentación tanto en casa como en la escuela. El comedor escolar requiere una organización minuciosa, una supervisión atenta y un acompañamiento profesional y cariñoso, por esta razón en los colegios de Institució Familiar de Educació el comedor está supervisado por los y las maestras que velan para que el hábito de la alimentación se desarrolle en un ambiente de bienestar en el que se cuiden los detalles, se aprendan unas normas de urbanidad y los niños vayan adquiriendo hábitos nutritivos saludables.

En nuestras escuelas disponemos de cocinas propias, de un personal altamente formado y asesorado por dietistas/nutricionistas. Una de las empresas de nutrición con la que trabajamos en la escuela La Farga Infantil es CESNUT NUTRICIÓN que nos ayuda a controlar el origen de los productos, su calidad y, en caso necesario, hacer alteraciones en los menús porque los niños y niñas se vayan acostumbrando a una alimentación equilibrada y variada. En este mismo sentido, Mercè Prats, Gobernanta del Servicio de Cocina de Institució La Vall ha afirmado que "cada vez los colegios y las familias son más conscientes de la necesidad de reducir la ingesta de azúcares o de productos procesados y de incrementar el consumo de frutas y verduras".

En La Vall, la Dra. Cristina Canet, dietista y nutricionista del Hospital Policlínico de Sant Cugat elaboró unas tablas de menús para las diferentes épocas del año.

Por otro lado, en Institución Lleida invitaron el pasado curso a Isabel Escuer, nutricionista y asesora de lactancia que les explicó en qué consiste el Baby-led Weaning (BLW), un método de introducción de la alimentación complementaria para bebés.

Recientemente la AEP (Asociación Española de Pediatría) ha incluido este método en sus Recomendaciones sobe Alimentación Complementaria, así que éste sería un buen punto de partida, junto con el libro de “El niño ya come solo“, de Gill Rapley (la creadora del método BLW).

En definitiva, no importa si tu hijo es pequeño o un adolescente, puedes tomar las medidas necesarias para mejorar su nutrición y formar buenos hábitos alimentarios. ¡Te recomendamos 5 estrategias para conseguirlo!


5 claves para formar buenos hábitos alimentarios


1. Establecer un horario regular para las comidas en familia

2. Servir una variedad de alimentos y refrigerios saludables

3. Darle un buen ejemplo siguiendo una dieta nutritiva

4. Evitar las peleas por la comida

5. Involucrar a los niños en el proceso


Liderazgo ético
Noticia