La personalización educativa, un objetivo

Claves para fundamentar una educación de calidad para todos

El año 2015 la UNESCO hizo un llamamiento en todos los países a renovar la educación, reconociéndola como un bien común de todos y como la esperanza para transformar el mundo en un lugar mejor para vivir. En septiembre del mismo año la asamblea general de la ONU aprueba la agenda 2030 para el desarrollo sostenible. Ambos acontecimientos tienen un impacto importante y hace que muchos sistemas educativos actualizan sus objetivos para adaptarse a las necesidades del presente y del futuro. En este contexto, calidad educativa significa sobre todo inclusión y equidad para garantizar la mejor educación para todos los niños y las niñas del mundo. Aude! asume los principios de calidad en el marco del s XXI y voz la personalización educativa como objetivo y camino irrenunciable para lograr la excelencia educativa que reclaman los nuevos tiempos. 

Aude! asume los principios de calidad en el marco del s XXI y voz la personalización educativa como objetivo y camino irrenunciable para lograr la excelencia educativa que reclaman los nuevos tiempos. Aude! señala que cada alumno es único. Para atender la singularidad personal de todos los estudiantes, el proyecto pone a cada alumno en el centro de la acción educativa con el objetivo de conseguir el despliegue de todo su potencial de crecimiento.

 La personalización en Aude! asume la inclusión, eliminando cualquier barrera de acceso al aprendizaje y la equidad, ofreciendo a todos los alumnos, sea cual sea su condición, origen o nivel, las mismas oportunidades de aprendizaje. A la vez va algo más allá y considera el valor personal de cada alumno, siguiendo la concepción de persona del humanismo cristiano, como individuo único y singular, y su particular contribución a la construcción de un mundo mejor.


Aude! incorpora los principios de un modelo educativo personalizado (Informe Delphi sobre Educación Personalizada, Impuls educació 2020):


1. Educar en libertad y para la libertad para permitir el desarrollo de la propia identidad y la formación de ciudadanos, capaces de pensar críticamente y de buscar soluciones solidarias y sostenibles en el mundo de hoy.

2. Educar personas íntegras, comprometidas con la mejorar personal y social, que vayan decidiendo de manera consciente y crítica su proyecto personal de vida.

3. Promover la iniciativa y la autonomía personal, que reconozca y trabaje la capacidad de cada alumno y alumna de tomar sus propias decisiones.

4. La organización implica a toda la comunidad y permite a los maestros compartir información, docencia y responsabilidades en la educación integral y el progreso de cada alumno. El liderazgo distribuido contribuye al empoderament del profesorado y a su implicación en el proyecto.

5. El currículum supone un reto y es vehículo de transformación de las personas. Los contenidos son clave y se aplican a diferentes contextos y situaciones y relevantes para continuar aprendiendo.

6. Las metodologías son diversas y orientadas al aprendizaje profundo a lo largo de toda la vida, ayudando también a la atención de las diferencias al aula según los principios del DUA (Diseño Universal de Aprendizaje).

7. La evaluación se integra en el proceso de aprendizaje y valora especialmente el progreso y el esfuerzo, más que el resultado cuantitativo.

8. El profesorado confía plenamente en la posibilidad de crecimiento y superación de cada alumno. Lo manifiesta en sus actitudes y en un trato amable y optimista.

9. Se propone un modelo de acompañamiento y de orientación personal sistemática o tutoría individualizada, así como una colaboración escuela-familia que promueva la participación de los padres y madres en las decisiones educativas de sus hijos.

Preparados para el cambio
Noticia