usuari 
passwd 
        

Arabell Educació Infantil

Patata al forn amb maionesa
Fricandó de vedella amb xampinyons
Meló

Arabell

Patata al forn amb maionesa
Fricandó de vedella amb xampinyons
Meló

 

SEGUEIX-NOS

|

INSTITUCIÓ

Un tiempo de crecer hacia dentro, para luego poder salir fuera, dar lo mejor de nosotros mismos. "

Cuaresma: tiempo de preparación
Alumnes
09.03.2018
Cuaresma: tiempo de preparación

El proyecto educativo de Arabell se apoya en los valores cristianos, por lo cual, procuramos que estos valores estén presentes en lo que hacemos, no sólo en lo que decimos, para que las alumnas y alumnos, libremente, los hagan suyos.

Durante todo el curso, junto con las clases, diferentes actividades y espacios de reflexión  nos ayudan a considerar esta visión trascendente que tenemos las personas.

También hay momentos especiales, como en el que nos encontramos ahora: la Cuaresma, 40 días para prepararnos para la Semana Santa y la Pascua.

En el colegio ofrecemos actividades para todos aquellos padres, profesoras y alumnado que quieran prepararse para vivir esta Semana Santa un poco más cerca de cómo la vivió Jesús. Con los actos penitenciales, espacios de reflexión, etc.. creamos espacios que nos ayudan a parar un poco, a llenarnos por dentro para tener fuerzas para hacer aquello que creemos que nos hace mejores y más felices.

Tradicionalmente, los cristianos han vivido estos 40 días como un tiempo de ayuno y oración. Un tiempo de crecer hacia dentro, para luego poder salir fuera, dar lo mejor de nosotros mismos.

El Papa Francisco nos propone un ayuno diferente y, desde luego que, si ponemos en práctica solo alguno de estos «ayunos», algo mejorará a nuestro alrededor.


Ayuna de palabras hirientes y transmite palabras bondadosas.

Ayuna de descontentos y llénate de gratitud.

Ayuna de enojos y llénate de mansedumbre y de paciencia.

Ayuna de pesimismo y llénate de esperanza y optimismo.

Ayuna de preocupaciones y llénate de confianza en Dios.

Ayuna de quejarte y llénate de las cosas sencillas de la vida.

Ayuna de presiones y llénate de oración.

Ayuna de tristezas y amargura y llena de alegría el corazón.

Ayuna de egoísmo y llénate de compasión por los demás.

Ayuna de falta de perdón y llénate de actitudes de reconciliación.

Ayuna de palabras y llénate de silencio y de escuchar a los otros.


Ojalá podamos poner en práctica algunos de ellos no solamente ahora durante la Cuaresma sino también por Semana Santa y a lo largo del año.


Isabel Traver



|